Con una decisión de varias aristas, la Cámara Federal de La Plata confirmó este lunes a la noche los fallos del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena en relación a la tripulación del avión venezolano de Emtrasur que permanece retenido en Ezeiza desde junio de 2022.

Y sobre la aeronave consideró que el planteo de nulidad sobre el secuestro de la misma solicitado por los abogados que representan al régimen chavista, devenía en “abstracto”.

Ello liberó entonces la suerte del Boeing de Emtrasur que perteneció a la iraní Mahan Air y sobre el que pesan sanciones en Estados Unidos, a la justicia estadounidense que ya pidió recientemente su decomiso, tal como anticipó El Clarín.

El decomiso, es decir el envío en este caso de la aeronave que está siendo mantenida por alguaciles especiales de los Estados Unidos, implica que en los próximos días la aeronave debería volar hacia ese país, porque en la Argentina ya habría sido liberada.

Igualmente, el Ministerio de Justicia es el encargado de transmitir este pedido a Villena, que ya no tiene causa judicial sobre la aeronave, informó El Clarín.

Tripulación

Entre tanto, la Cámara Federal también dictaminó este lunes la decisión de Villena de sobreseer a 14 tripulantes de la aeronave y de dictar falta de mérito sobre otros cinco. Toda la tripulación, no obstante, salió del país sobre finales de año, después de permanecer meses retenida.

Al levantar las cautelares sobre el avión y dejarlo bajo la decisión de la justicia estadounidense, la Cámara Federal dijo que «teniendo en cuenta lo resuelto en el día de la fecha en el marco del legajo FLP 26547/2022/14/CA9, en cuanto se confirmó el levantamiento de la medida cautelar que pesaba sobre la aeronave Boeing 747-300, matrícula YV-3531, no se advierte, en el caso, que el peticionante tenga un interés legítimo sobre la investigación».

Y con el rechazo a los planteos, dio el visto bueno para que el avión deje finalmente el país.

Asimismo, la Cámara Federal no hizo lugar a algunos de los pedidos de la DAIA y su abogada Marta Nercellas sobre los venezolanos e iraníes que estaban siendo investigados con el objetivo de determinar si algunos de los tripulantes -en particular el piloto Gholamreza Ghasemi- tenía vínculos y pertenencia a grupos considerados terroristas por Estados Unidos -como la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC-QF) y Hezbollah-.

Pero sigue considerando a la entidad como organización con personería jurídica para futuras investigaciones.

El pedido de decomiso de EE. UU.

Hace cuatro días, otro fallo, esa vez en Estados Unidos, había dado el primer paso para el principio del fin de la novela del avión venezolano-iraní retenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza desde junio pasado.

Fue el juez federal Randolph Moss, del distrito de Columbia, quien definió el decomiso de la aeronave de la aerolínea estatal venezolana Emtrasur, que antes fuera propiedad de otra iraní, ambas firmas bajo sanciones internacionales.

El dictamen se dio en el marco de un pedido de embargo presentado en los tribunales de aquel país, causa en la que la defensa de Emtrasur, representada en territorio argentino por el abogado Maximiliano Rusconi, no se presentó.

Por The EL News

Enrique López Alfonzo Director - Editor The EL News.com Premio Latinoamericano de Oro Periodista de Investigación 2021 ÷584245428120

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Verificado por MonsterInsights