Dom. Feb 25th, 2024

Ronda Dominical: CNE, Por José Ángel Borrego

Por The EL News Jun 18, 2023


Jorge Rodríguez convenció a Maduro de renovar al CNE.

Créame, amigo lector, que, aunque escogimos este punto, casi constreñidos a ello, no tenemos NPI de lo que vamos a discernir. Porque nos confesamos, sin el antídoto necesario para introducirnos en ese vericueto malévolo que sustituye al cerebro de Jorge Rodríguez. Porque fue Jorge y no otro, quien convenció a Maduro de renovar al CNE. Toma la decisión cuando Jesús M. Casal aclara que “máquina no mata votos” y que una vez finalizado el acto de votar serían contadas todas y cada una de las boletas. Eso derrumba, para el régimen, la posibilidad de proclamar a su candidato pret-a-porter. No es que el quinteto despedido pudiera contradecir los ukases provenientes del zarato mirafloriano (refugio del zar criollo) pero ante la duda, Maduro necesita gente más “patria o muerte” para la jugada que el macabro seso de Jorge va diseñado en la medida en que las encuestas lo alteran, la mirada internacional lo intimida y la necesidad de evitar el descalabro lo atormenta. Y se dice (no lo sabemos) que no hay peor escenario que la desesperación para tomar medidas divorciadas del raciocinio; y esta disolución apresurada del CNE no será la excepción. ¡Bendita sea! Este zarpazo desesperado, es lo que debe barajar el liderazgo político no comprometido en la jugada, que parece ser muy poco. Aunque lo duden los siniestros, todo se sabrá más pronto de lo que se espera. Así como hay G3 (y etcéteras) alacraneados, los hay también molestos porque no los acarició la ponzoña dolarizada y se iniciará la fuga de información. No nos crea tampoco, pero dos fuentes de diversa procedencia, aseguran que los rectores “opositores” enviaron sendos mensajeros a conversar con Jorge y con Delcy (la misma miasma) y hasta, a través de un alto jerarca de uno de los toletes de Copei, amigo de Cilia Flores, se hizo la gestión para evitar la defenestración. Sin embargo, como ya comentamos, la decisión de Jorge es inapelable y la integración será con dos chavistas declarados, dos chavistas agazapados y un chavista discreto. 5 a cero. Es posible que algunas voces, que alertan a Maduro sobre la mirada internacional, permitan cierta moderación en la composición de lo que sería el órgano rector de la elección del 2024, sobre cuya fecha, tampoco Jorge y Maduro han tomado ninguna decisión.

Factores

Maduro le reclamó a Diosdado esa debilidad pandémica.


Muchos aspectos generan justificado nerviosismo entre quienes detentan el poder. Demasiados, diríamos. Desde lo interno, los apoyos enfermizos han declinado en mucho. No hay familia chavista donde, como mínimo, uno, no sea fiero adversario a Maduro. No tenemos un “patriota cooperante” confiable, pero se susurra que Maduro le reclamó a Diosdado esa debilidad pandémica y el VP del Psuv le habría respondido que Maduro no ha aceptado ninguna de las terapias que le ha prescrito por el bien suyo y del partido. No obstante, un familiar de uno de los pocos ministros cercanos a Maduro habría comentado que Cilia desea que Maduro designe de una vez el equipo de campaña, sin Diosdado, lo cual en opinión de consultores amigos del régimen, haría más profunda la hendedura entre uno y otro, cuyo cisma es inocultable.

Por otra parte, gente afecta al inamovible José David Cabello, le ha manifestado que con Maduro como candidato y una mínima dosis de juego limpio, es mejor recoger los trastos y largarse, aquellos aún no imputados por la OFAC. Aunque, desde luego, el último rincón a escoger bajo tales circunstancias sería Estados Unidos. Maduro ha dicho, sotto voce, que el Seniat este año ha sido poco productivo, lo que refuta Cabello con cifras a la mano y una resma de papel multicolor, con cuadritos y rayitas para todos los gustos, que desde luego Maduro no descifra. Lo suyo son las parrandas de guarismos, que divididos (hoy) entre 27, ofrecen los verdes que tanto ama y dice odiar.

Acosa a Maduro el caso de los alacranes del anterior proceso. Hoy no le son útiles para nada. Se comenta que algunos han tenido que desprenderse de propiedades adquiridas al calor de una mano dispendiosa, para sostener parte del aparato que aún queda por allí, como uno de esos esqueletos que tan bien describió Miguel Otero Silva en “Casas Muertas”. Ya nadie recuerda a Bernabé, ni a Brito, ni al yaracuyano y alguno como Timoteo juega maromas para no pasar desapercibido de la mano paternal.

María Corina

María Corina Machado. Foto The EL News


El gobierno sabe que no puede perder las elecciones. Como dijo Diosdado: “Ni por las buenas, ni poas las malas”. No es vocación de poder. El problema es exponerse al examen posterior. Price y Kpmg juntos, no podrían auditar este desastre. Al menos mil personas irán presas. No hay forma de justificar la evaporación de casi dos billones de dólares. Y María Corina encarna el peligro de que el gobierno pierda las elecciones, aun con Jorge, perdón, con trampa. Hay que detenerla. Existe una Sala Situacional expresamente montada para dar con la clave. No es juego. Se intentará implicarla en cuanto delito pueda inhabilitarla, incluyendo su participación en conferencias, aun telemáticas, de difusión externa. ¡Traición a la patria!, ha gritado más de un enculillado, pero esa carnada no la come ni bagre. ¿Qué hacer? Solo queda asesinarla. Así como a Capriles una “dama” le dio unos porrazos, también habrá un voluntario al que se le escape un balazo, o un zarpazo letal. No se nos ha comentado, pero estamos seguros de que en el entorno de MCM existe este temor,

Además de lo antes desparramado, hay aventureros, en su mayoría, buscando cobijo, que amagan con candidaturas que no levantan vuelo, lo saben y tal vez escarban caminos para llegar hasta quien realmente encarne un feeling electoral venezolano. Maduro no los quiere porque no suman nada y María Corina ha sido taxativa en, que sería impropio negociar con tales sectores. (Yon Goicochea lo dijo, sin ambages, sin pudor y sinvergüenza el tipo): “El problema de María Corina es que es *incorruptible”.* Eso tal vez le ocasione traumas que debe solucionar para gobernar gerencialmente, lo cual nunca será en paz, porque con ella volverá la libertad de expresión, tal vez los medios impresos y tendrá ocasión todo aquél que se considere vulnerado de exponer sus quejas, o que aproveche para aportar ideas.

Maduro nunca supo utilizar (en la mejor variante de la palabra) a Claudio Fermín, Henri Falcón y alguno que otro, que, sin ser gobierno en el sentido ortodoxo del concepto, tampoco son opositores y pudieron ser más útiles, en particular Claudio, un político forjado de abajo hacia arriba.

Maduro desestimó al MAS y en especial a Felipe Mujica, porque no entró por el aro. Felipe no aceptó (como sí, muchos otros) ser ungido con una curul que no había logrado con sufragios y eso molestó a Maduro. Pero Felipe es un pensador político de mucho alcance, como pocos en el país, que tiene la “pata coja” de estar limitado en materia comunicacional política, y diríamos (tal vez bajo posible yerro nuestro) que carece de pericia para establecer un Schedule de prioridades que lo conduzcan hacia el lugar del podio que debería corresponderle al partido naranja.

Distanciarse del verdadero chavismo, instado a ello por Cilita, le resultará más costoso a Maduro que las carteras adquiridas por la “primera combatiente” en su periplo reciente en Ankara. (Su votación más baja estará en Barinas)

Hay mucho más lastre haciendo de sucedáneo de la falencia de Maduro que entorpece su tránsito hacia el 2024, pero su verdadero obstáculo se llama María Corina Machado. Es posible que con un poco de eso que denominan “Consultoría Política” pueda esquivar piedras y hasta logre salir por una puerta aceptable. Es factible que a través de un proyecto de comunicología que lo enlace con estrategias de estadista (nunca lo tuvo) pueda crear alguna impronta que califique menos severa su historia. Mucho, tiene respuesta, incluyendo que en sus últimos 18 meses realice el trabajo que no pudo hacer en 12 años. Todo es posible, menos derrotar a María Corina Machado, voto a voto, y él, no solo lo sabe, sino que por esa razón, según un general que lo acompaña 25 horas al día, vive atormentado.

¿Qué hará? Es lo preocupante, porque, las opciones, las agotó todas, igual que relegó a sus verdaderos amigos.

José Ángel Borrego.

By The EL News

Enrique López Alfonzo Director - Editor The EL News.com Premio Latinoamericano de Oro Periodista de Investigación 2021 ÷584245428120

Related Post

Ir al contenido
Verificado por MonsterInsights