El enfrentamiento entre los derechos cristianos y la agenda LGTB ha alcanzado un punto de inflexión.

Los recientes debates durante la 53ª reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU han suscitado una legítima preocupación por las posibles repercusiones de la aplicación de las normas LGBT en contextos religiosos.

Se ha publicado un informe que afirma que la libertad religiosa viola los derechos LGTB.

Este informe nos ha sacudido hasta la médula.

Imagínate que vives en un mundo en el que la ideología LGTB se impone a las religiones, se restringen las prácticas religiosas y los cristianos se enfrentan a un entorno inseguro…

Esto no es sólo una pesadilla hipotética; es una realidad potencial que debemos afrontar de frente.

Ahora no es el momento de permanecer en silencio. Necesitamos tu ayuda para impedir que esta propuesta radical siga avanzando. Nuestro objetivo inmediato es reunir la asombrosa cifra de 300.000 firmas en las próximas semanas para demostrar la oposición generalizada a estas peligrosas políticas.

Nuestros esfuerzos anteriores para concienciar a los delegados han tenido un impacto decisivo, pero no podemos permitirnos bajar el ritmo.

El contenido de este informe es indignante y alarmante, ya que amenaza los derechos mismos de nuestros venerados sacerdotes e infringe el terreno sagrado de nuestra fe cristiana.

No se trata de un mero choque de creencias; es una batalla fundamental por nuestro derecho a practicar nuestra fe de forma libre e independiente.

Ahora es el momento de actuar.

Por enrique

Ir al contenido
Verificado por MonsterInsights